martes, 20 de noviembre de 2007

Nueva comunidad beneficiada por Cantv



La Nueva Cantv, conciente de los problemas comunicacionales que presentan las comunidades desasistidas, pone al alcance de las poblaciones servicios de telecomunicaciones. El Molino ya cuenta con un “Punto de acceso Comunal” y dos teléfonos tarificadores prepagos.


La Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela (Cantv), puso al alcance de los habitantes de la población El Molino, en el Estado Lara, sus servicios de Telecomunicaciones. Desde el pasado viernes 16 de noviembre, este caserío ubicado en el Estado Lara cuenta con 2 teléfonos Tarificadores Prepago vía inalámbrica, con los que la comunidad puede realizar llamadas locales, nacionales, a celulares e internacionales, cancelando las solidarias tarifas de telefonía semipública de la nueva Cantv.
Este poblado está ubicado a 2 horas de viaje en automóvil desde Barquisimeto, en la parroquia Humocaro Bajo, es habitado por 115 familias, que se dedican, casi en su totalidad a labores agrícolas.
Con el apoyo del Consejo Comunal de la zona se ejecutaron reuniones con los habitantes y censos detallados, para conocer la falta de servicios de telecomunicaciones del sector. Sobre la información obtenida se diseñó un plan para poder llevar a este alejado caserío los servicios de la empresa socialista que más se adaptaran a la realidad de la zona.
Al inicio de este operativo en la comunidad sólo existían 5 teléfonos fijos inalámbricos residenciales Cantv y ningún servicio de telefonía pública, semipública, ni de acceso a Internet.
Actualmente en la casa de uno de los vecinos del sector fue instalado un “Punto de Acceso Comunal”, que cuenta con dos computadoras Lenovo con acceso a Internet vía CDMA1X, con el que podrán navegar por la Web todos los habitantes del sector que así lo requieran.
Para Alfredo Gutiérrez, coordinador Comercial de Mayorías de la Región Noroccidente de la estatal Cantv “la puesta en marcha de este Punto de Acceso Comunal se estará realizando sin costo alguno, con el fin de evaluar por tres meses las variables críticas de tráfico de voz y datos, y así poder diseñar un plan de pagos que le permita a esta solución cumplir con su labor social y ser autosustentable”.